Comenzar el día con una rutina de yoga puede hacer que te sientas con más energía y listo para afrontar el día con entusiasmo y alegría. Sí, la teoría suena perfecta, pero la práctica es otra. Levantarse por la mañana es duro, incluso más si no eres una persona madrugadora. Y además todos pasamos por la  alarma, sin dejar que nuestro cuerpo se despierte naturalmente y a su ritmo. Pero el echo de dedicar 5 ó 10 minutos a estirar y a comenzar el día conectando con tu intención, el movimiento de tu cuerpo y tu respiración puede suponer un gran cambio de actitud en tu rutina.

Así que si solo dispones de 10 minutos al día más abajo te dejo mis ejercicios preferidos para tu rutina, que pueden ayudarte a sentirte más feliz y más sano. Siempre comienza a moverte lento, suave y con consciencia desde que te levantas de la cama. Dejando que tu cuerpo se vaya poco a poco abriendo, despertando y preparándose para el día de hoy.

Si dispones de un poquito más de tiempo puedes practicar conmigo con el siguiente video y empezar el día con buen pie. Si te gusta no olvides darle a like y suscribirte para no perderte los siguientes videos.

 

Antes de comenzar tu rutina, establece tu intención. Me encanta establecer una intención al principio del día ya que esto me ayuda a llevarme esta intención conmigo durante todo el día y volver a ella cuando lo necesito. Una intención puede ser tan sencillo como ver lo positivo más a menudo, estar más presente, tener mas paciencia contigo mismo y con los demás, amor propio etc.

 

La postura del niño – balasana

Empieza conectando con tu respiración en la postura del niño durante 5 respiraciones lentas y profundas observando cómo la espalda se expande y las costillas se ensanchan. Y a medida que exhalas por la nariz, nota cómo las costillas y el pecho se encogen hacia el centro del pecho. Lleva la atención hacia el centro del pecho y aprovecha este momento para recordar tu intención.

balasana
Postura del niño

Luego, lleva las manos hacia el lado, manteniendo las caderas en el centro sobre tus talones realizando un estiramiento lateral en la postura del niño durante 5 respiraciones. Y repítelo en el lado contrario. Notando la extensión de ambos lados del cuerpo al presionar las caderas suavemente hacia los talones.

balasana variación
Estiramiento lateral en la postura del niño
postura del gato – postura de la vaca

Colócate de rodillas en la postura de la mesa con las manos debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas, espalda neutra. Comienza a darle movimiento a tu columna a través de las postura de gato y vaca. Exhalando, curva la espalda llevando la barbilla hacia el pecho – Postura del Gato. Inhalando, deja caer el ombligo hacia el suelo, abre el pecho y lleva la mirada hacia arriba – Postura de la Vaca. Muévete entre Gato y Vaca utilizando tu respiración durante 8 respiraciones. Volviendo con una inhalación a la postura de la mesa con la espalda recta y neutra.

la pinza modificada – uttansana

De pie, vuélcate completamente sobre las piernas. Flexiona suavemente las rodillas y agarra ambos codos. Deja que tu torso se relaje completamente sobre las piernas. Relaja el cuello, los hombros y la cara. Puedes moverte suavemente hacia los lados o hacia delante y hacia atrás por 5 respiraciones.

uttanasana variación
La pinza modificada
saludo al sol A – surya namaskar a

Los Saludos al sol son una forma genial de calentar y despertar nuestro cuerpo y hacer que la energía fluya. Realiza dos ó  tres Saludos al sol A, realizando el primero más suave y pausando en cada postura por 5 respiraciones y el resto utiliza tu respiración como medio para enlazar el movimiento entre posturas.

La secuencia sería la siguiente: Desde la montaña, inhala y lleva los brazos en círculo hacia el cielo, saludo hacia arriba. Exhala y vuélcate sobre las piernas la pinza. Inhala, espalda recta y manos en las espinillas, la media pinza. Exhala, coloca las manos en la esterilla  y lleva los pies hacia atrás para plancha. Inhala e inclínate hacia delante sobre la punta de tus pies. Exhala, dobla los codos a 90 grados en línea con los hombros para chaturanga. Inhala, levanta el pecho, coloca los empeines sobre el suelo y estira los brazos perro boca arriba. Exhala y levanta las caderas hacia arriba y hacia atrás para perro boca abajo. Inhala, mira entre tus manos, flexiona las rodillas, exhala y anda o salta hacia tus manos, la pinza. Inhala, la media pinza. Exhala y vuélcate sobre las piernas, la pinza. Inhala, lleva las manos en círculo hacia arriba, espalda recta, saludo hacia arriba. Exhala y lleva los brazos hacia abajo a ambos lados, la montaña.

MARiCHyASANA c y janu sirsasana

Siéntate con las piernas activas y estiradas hacia delante, manteniendo la espalda completamente recta y la pelvis suavemente rotada hacia delante y hacia abajo – si notas que la espalda baja se redondea puedes sentarte encima de una manta doblada. Flexiona una de tus piernas y coloca la planta del pie en el suelo. Agarra la rodilla con el brazo opuesto y rota hacia atrás. Inhala y presiona firmemente con las caderas contra el suelo y nota cómo la columna se alarga y crece hacia arriba. Exhala y gira un poco más, rotando las costillas hacia atrás. Quédate durante 5 respiraciones.

Deja caer la rodilla hacia el suelo y coloca la planta del pie contra el interior del muslo para Janu Sirsasana. Inhala y lleva las manos en círculo hacia arriba, exhala y vuélcate sobre la pierna manteniendo el pecho abierto y la espalda lo mas recta posible. Puedes agarrarte del muslo, la espinilla o el pie. Quédate en esta postura durante 5 respiraciones. Después repite ambas posturas en el lado contrario.

 

postura del BEBÉ FELIZ

Tumbado boca arriba, lleva las rodillas al pecho y abre las rodillas a ambos lados de las costillas. Flexiona los pies y agarra el lado externo de los pies con tus manos. Manteniendo los hombros relajados y sobre el suelo, presiona suavemente las manos contra los pies y los pies contra las manos. Lleva tu respiración hacia las caderas y el interior de los muslos durante 5 respiraciones lentas y profundas.

bebé feliz
Postura del bebé feliz
SAVASANA

Finalmente deja que tu cuerpo se relaje completamente en Savasana durante 10 respiraciones antes de comenzar tu día. Deja que tu respiración vuelva a su estado natural, sin forzarla. Y disfruta de este momento de conectar contigo mismo y de tranquilidad.

Savasana
Savasana

¿Tienes alguna rutina que te haga sentir mejor por las mañanas que quieras compartir?

¿Cuales son tus posturas favoritas para despertarte?

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.