Vrksasana (Vrik-SAHS-anna) o postura del árbol es una de las posturas de equilibrio más conocidas. El pie apoyado en el suelo representa la raíz  del árbol y los brazos las ramas. El nombre viene del Sánscrito Vrksa, que significa árbol y Asana, que significa postura. Esta asana es considerada una postura de equilibrio asimétrica y de apertura de cadera de nivel básico para principiantes.

vrksasana el árbol yoga asana

beneficios yoga

  • ¡Fortalece tus raíces! Piernas, gemelos, tobillos, pies y abdomen.
  • Estira las ingles y la zona interna de los muslos, trabajando la apertura de caderas.
  • Estira el pecho y los hombros, mejorando tu postura.
  • ¡Mejora el equilibrio y la concentración!
  • Alivia el dolor de ciática y reduce la fascitis plantar.
  • Calma la mente y relaja el sistema nervioso.

  • Presión arterial alta y embarazadas: no levantar las manos por encima de la cabeza. Manteniendo las manos juntas en oración – anjali mudra-  frente del pecho.
  • Lesión reciente o crónica en la rodilla, tobillo o la cadera.
  • Insomnio:  La concentración que requiere esta postura, hacen que no sea recomendable practicarla si tenemos dolor de cabeza o  insomnio.
  • Presión arterial baja.

modificaciones yoga

Pies:

 Si no puedes colocar el pie tan alto en el interior de tu muslo, puedes colocar la planta del pie en el gemelo o en el tobillo colocando los dedos de los pies en el suelo. (No colocar el pie nunca en la rodilla. La rodilla es una articulación de bisagra y estaríamos aplicando una presión lateral que puede causar una lesión)

Pared:

Si encuentras la postura del árbol inestable, practícala cerca de la pared. Puedes colocarte de espalda a la pared o de lado y usar una mano como ayuda para intentar conseguir ese momento de equilibrio.

Manos:

 Puedes variar la colocación las manos para jugar con la dificultad de la postura del árbol. Manos juntas en el pecho, manos juntas por encima de la cabeza, manos separadas por encima de la cabeza, puedes mover las muñecas como si fueran las hojas de tu árbol o inclinar las manos hacia el lado de la pierna flexionada.

Silla: 

Puedes utilizar una silla para mantener el equilibrio. Mantén una mano en el respaldo y otra en el centro del pecho o estirada por encima de la cabeza.

Ojos: 

Si la postura del árbol te resulta relajada y tienes ganas de un reto, prueba a cerrar los ojos y a mantener el equilibrio. ¡Es mucho más complicado!

Medio Loto:

Ardha Padmasana en Vrksasana: En lugar de colocar la planta del pie contra tu muslo, coloca el exterior de tu pie en la ingle de la pierna estirada en la postura de medio loto.

paso a paso yoga

1. Colócate en TadasanaLa montaña – con los pies juntos o paralelos debajo de las caderas. Reparte el  peso de tu cuerpo a través de las tres esquinas de tus pies – base del dedo gordo, base del dedo pequeño y el talón -. Lleva las manos a las caderas y comprueba que tus caderas están niveladas.

 

2. Flexiona las rodillas ligeramente y presionando con la planta de los pies hacia el suelo comienza a estirar de nuevo las piernas, notando la activación de toda la musculatura desde la planta del pie hasta las caderas – no bloquees las rodillas.

 

3. Mira hacia un punto fijo en el suelo – drishti, para no perder el equilibrio. Y comienza poco a poco a llevar tu peso hacia la pierna izquierda manteniendo las caderas niveladas. Levanta la rodilla derecha hacia el pecho y coloca la planta del pie contra el tobillo izquierdo, el gemelo izquierdo o el muslo izquierdonunca en la articulación de la rodilla– dedos apuntando hacia abajo. * Utiliza la modificación que necesites.

 

4. Mantén la pierna estirada activa y la planta del pie bien conectada al suelo. Presiona la planta del pie izquierdo contra el muslo para que no se resbale. Y lleva la rodilla hacia afuera y hacia atrás.

 

5. Asegúrate que tus caderas siguen equilibradas y alarga ambos costados creando una sensación de espacio en la columna.

 

6. Lleva las manos en oración al centro del pecho – anjali mudra. Si te sientes cómodo en esta posición puedes llevar las manos por encima de la cabeza manteniendo el cuello y los hombros relajados.

anatomía yoga

  • Caderas niveladas y columna neutra: Siente la estabilidad de la postura presionando firmemente en el suelo con la planta del pie, a la vez que creces hacia arriba y creas espacio en la columna. Nota el psoas estirándose al crecer hacia arriba separando la parte de abajo del cuerpo de la de arriba.
  • Al levantar las manos sobre la cabeza nota como se estira el pechopectoral mayor y menor. La contracción del romboides y el dorsal ayuda a crear sensación de extensión y abren el pecho.
  • La pierna estirada está completamente activa para ayudar con el equilibrio – cuádriceps contraidos.
  • El abdomen, el ilíaco y los glúteos estabilizan la postura.
  • La pierna levantada está flexionada, abducida y externamente rotadalumbar, psoas, recto femoral, sartorio y rotadores externos de cadera.
  • El pie de la pierna flexionada presiona contra el interior del muslo izquierdo contrayendo el aductor magno y mínimo.
  • Los hombros están flexionados y externamente rotados por encima de la cabeza.

chakras yoga

Vrsasana o la Postura del árbol es una asana que nos ayuda a cultivar conciencia de la linea central del cuerpo. A la vez que presionamos con la planta de los pies para sentirnos anclados con la tierra, crecemos hacia arriba creando una sensación de espacio y equilibrio.

La postura del árbol alinea todos los chakrasMuladhara (raíz), Swadhisthana (sacro), Manipura (plexo solar), Anahata (corazón), Vishuda (garganta), Ajna (tercer ojo), Sahasrara (corona). Creando un flujo de energía desde la base del cuerpo hasta la parte más alta.

Esta asana aumenta la confianza, el flujo de energía, calma la mente y ayuda a sentirse más firme y estable.

consejos yoga

  • Intenta llevar una respiración lenta y tranquila.
  • No coloques el pie en la rodilla. La rodilla es una articulación de bisagra y puedes causar un lesión al someterla a presión lateral.
  • Mantén el pie de la pierna estirada apuntando hacia delante, alineado con la rodilla y la cadera para mejor estabilidad.
  • ¡Relájate! Relaja la cara, la mandíbula, los hombros y el cuello.
  • ¡Diviértete! Observa, prueba, cáete y sigue intentándolo. ¡No te frustres!

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.